jueves, 2 de febrero de 2017

MIS RUTINAS EN AULA TEA

!Hola! Para los que todavía no lo sabéis, he estado trabajando durante dos años en un centro de educación especial, concretamente en aula TEA. Esta entrada es para describir de forma general las rutinas que yo tenía y que me funcionaban bien.
Cada uno, dependiendo de las características de sus chicos, pueden adaptar las que mejor les convenga. Es importante si trabajas con este colectivo de alumnos que mantengas siempre las mismas rutinas, ya que la estabilidad, la estructura y el orden es imprescindible.

Como se va hacer una entrada muy extensa, voy a dividirlo en tres partes. En esta parte describiré las rutinas que realizábamos hasta el momento de la asamblea, ya que se desarrollará una gran cantidad de actividades y me gustaría hablar bien de cada una. En la siguiente entrada que suba, os contaré la parte del día que dedicamos desde trabajo de mesa hasta la hora de comer. Y por último, desarrollaré las actividades o talleres que se realizan por las tardes. Empezamos....

1. BIENVENIDA: La entrada era un momento que compartíamos con niños del mismo ciclo. Según llegaban de la ruta, se dirigían a un banco donde se debían sentar. Cada niño tenía siempre su mismo sitio (marcado con su foto) y allí esperaba al resto para cantar juntos los "buenos días".

2. ASEO Y AUTONOMÍA. Una vez que hemos terminado la canción, subimos hacia el baño para hacer pis y lavarnos las manos. Al dirigirnos al aula, los niños debían colgar el abrigo y la mochila en la percha correspondiente (también marcado con su foto y nombre), además de sacar el desayuno y dejarlo en su canasta correspondiente.

En el baño disponíamos de una planificación de pictogramas para el lavado de manos, lavado de dientes y uso del baño. En la página www.arasaac.org podéis encontrar todo tipo de pictogramas en blanco y negro y a color.

3. ASAMBLEA. Estabilizados en clase comenzamos las rutinas de trabajo. Siempre se empieza por una asamblea. Para mí es un momento muy importante ya que en este espacio trabajo muchos conceptos, contenidos, emociones y otras destrezas que de otra  manera me seria difícil. Cuento un poquito lo que hacía.

- Nos saludamos con otra canción y decimos o signamos cómo me encuentro hoy: contento, triste o cansado. (Para ello disponía un panel con las fotos de los niños y en gomets dibujaba los diferentes rostros con las emociones comentadas, para que ellos pudieran pegar debajo de su foto la emoción con la que se identificaban)

- Utilizando fotos o palabra escrita (dependiendo del nivel de cada niño), observábamos quien estaba en clase o en casa. Y cada niño colocaba la foto o el nombre del compañero que yo le daba en el panel correspondiente. Una vez todas las fotos o nombres estuvieran colocados, los contábamos en voz alta.

- A continuación nos dirigíamos a la ventana para ver el tiempo. Yo les describía de forma muy simple el día, si hacía sol, nubes, frío o calor. Es importante que expongamos a estos niños al lenguaje oral.  Debe ser claro, usando frases cortas y sencillas. Después colocábamos el pictograma de ese tiempo en nuestro panel.

- Revisamos qué dia de la semana es, y colocamos en el mural de "los días de la semana", el pictograma del día exacto. 

- Seguidamente, pasaba a hacer un trabajo más individual y cercano. Con cada niño, íbamos viendo qué había desayunado. Para eso tenía un pequeño cuaderno con las fotos o pictogramas de los desayunos habituales que hacía en casa (las familias me dieron esa información).
Y después, era el momento de que eligiera una de las siguientes actividades para hacer conmigo (todas ellas de carácter muy motivante para ellos): jugar a las cosquillas con canciones, masaje con "araña" en la cabeza o jugar a pasarnos pelota de luces.
Para marcar el tiempo de estas tres actividades cantaba una canción. De esta manera ellos sabían cuando empezaba la actividad y cuándo terminaba. Se les daba la oportunidad de repetir si pedían más, ya fuera de forma oral o signada.

En este tipo de actividades solía trabajar: seguir órdenes sencillas, responder a consignas fáciles, intercambio de miradas y sonrisas, respeto de turnos, petición, contacto físico, disfrute del juego con otro...

- !Nos damos un beso! Ahora que hemos dejado una buena sensación, pasamos a darnos un beso. Cada niño elige en el mural del colegio a quién quiere dar un beso o un abrazo.


- Para finalizar la asamblea, revisamos la agenda de pictogramas que tiene cada niño, de forma que nos proporcione información sobre lo que ha hecho el día anterior. Lo miramos con ellos, haciendo que nombre o signe las acciones. También nosotros añadimos los pictogramas de lo que vamos a trabajar en el día. Es importante que además de ponerlo en la agenda, los situemos en el panel de la asamblea y así tengan presente lo que toca en cada momento del día.

Hasta aquí la entrada por hoy. En los próximos días subiré las rutinas que trabajaba en los momentos de mesa y de desayuno.

!Gracias por la lectura!

1.     


1.   









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada